Sabemos que el SNV es la parte de sistema nervioso que se encarga de mantener la estabilidad del medio interno: HOMEOSTASIS

  [Caporossi 2016. pp 130]

El sistema nervioso simpático forma parte del SNV, y tiene una función específica en las situaciones de estrés. Las fibras nerviosas simpáticas comienzan en la médula espinal, entre T1 y L2, con los nervios raquídeos. De ahí se dirigen hacia la cadena ganglionar; ésta comienza en el ganglio de Ribes, que es el punto de unión entre el simpático izquierdo y derecho del organismo (a la altura del polígono de Willis), y desciende hasta la cara anterior del coxis (ganglio impar). Este ganglio final de la cadena ganglionar simpática está en relación a alteraciones funcionales simpaticotónicas: abdominales, pelvianas, y genitales según  Caporossi [2016]:

Los centros del sistema simpático se sitúan a nivel medular: en la zona intermedio-medial (receptora) y la zona intermedio-lateral (punto de partida de eferencias).

Zonas en relación como el centro cilio-espinal de Budge; centro cardio pulmonar; nervios esplácnicos mayores; nervios esplácnicos menores; nervios esplácnicos abdominales.

Esta parte del sistema nervioso se halla en relación al cerebro límbico, estrechamente vinculado a los cambios en el organismo en relación al estrés.

Se debe de saber que el estrés en su origen no es un concepto negativo :

El estrés es un sistema natural de defensa, que nos lleva, de forma instintiva, a generar una respuesta adaptativa en sintonía con las demandas de la naturaleza y la vida.

Hoy en día el concepto de «estrés» se entiende desde una perspectiva negativa, sin embargo, en nuestra evolución, nos ha servido para poder sobrevivir:

  • Soportar el dolor en momentos cruciales de supervivencia, pudiendo huir hacia lugares seguros con los huesos fracturados,
  • La lucha por nuestra defensa,
  • La lucha por destacar en la cadena alimentaria,
  • Nuestro cuerpo se vuelve más fuerte y rápido, la visión se agudiza para responder ante cualquier amenaza, la circulación sanguínea se modifica y se orienta hacia ciertos lugares del cuerpo con el fin de prepararnos y defendernos.

Ello se realiza gracias al SNV, sin duda una de las claves de la salud del organismo y, para la Osteopatía, una de las herramientas más eficaces en nuestra profesión: poder trabajar manualmente, mediante técnicas respetuosas para lograr equilibrar tales sistemas, realmente es un privilegio para las personas que llegamos a un nivel de formación que nos permite “ayudar” desde esta perspectiva.

 

Equipo de profesores de BELSO España.

The Belgian School of Osteopathy

 


BIBLIOGRAFÍA

– Caporossi [2016]. Le système neuro-végétatif et ses troubles fonctionnels. Éditions  Sully.

– Cannon, Walter Bradford [2012]. The Mechanical Factors of Digestion, Rarebooksclub.

– López Monedero, Jesús [2013]: Entiende tu estrés. Entiende tu ahora, Madrid, F. Alcalá, RCA Grupo editor.