La osteopatía pediátrica ayuda a los bebés en la fase de gateo

/, Osteopatía/La osteopatía pediátrica ayuda a los bebés en la fase de gateo

La Osteopatía pediátrica es una terapia natural ideal para ayudar a su bebé a superar la fase de gateo, pues utiliza técnicas manuales y de movimiento inocuas y muy efectivas cuando el bebé se estanca en este hito de desarrollo, fundamental para el aprendizaje.

gateo

¿Qué significa gatear en la vida de un niño?

Gatear es un hito de desarrollo motriz que permite moverse para la independencia. No debemos confundirlo con arrastrarse que es desplazarse con el abdomen, y forma parte de las etapas de gateo. Gatear es levantar el cuerpo del suelo a cuatro patas y avanzar hacia delante y… ¡a descubrir mundo!

¿Por qué es importante gatear?

Porque permite que el bebe descubra su propio cuerpo y lo que puede hacer con él. El cuerpo es un instrumento de acción con tres aspectos: dinamismo, espacio y relación, es decir, se mueve, ocupa un lugar y se relaciona con las formas, personas y objetos.

Antes de gatear, el bebé tiene que desarrollar otros hitos a través de su sistema reflejo primario, es luego cuando al gatear reúne el mapa y cableado de los hitos anteriores  y madura el control postural.

¿Sabías que el bebé gatea entre 1.028 y 3.198 pasos de gateo al día?

Lo que equivale a recorrer una distancia diaria de entre 60,4 y 181,8 metros corriendo. Pues bien , para madurar hacia la bipedestación y ponerse a caminar necesita repetir el movimiento de gateo unas 50.000 veces. El bebé necesita fusionar los mapas de desarrollo motriz gateando, estimulando partes del cerebro que serán fundamentales para fomentar la confianza, la autoestima, la habilidad de hacer amigos, compartir, negociar, esperar. Desarrolla la capacidad para utilizar el lenguaje. Como veréis es un hito para la supervivencia presente y futura.

Al gatear, un bebé comienza a ser consciente de los lados derecho e izquierdo de su cuerpo y cómo utilizarlos para cruzar la línea media, fundamental para desarrollar la lectura y  la escritura. Gateando, no sólo aprenden a mirar de frente sino que aprenden a mirar sus manos en movimiento, promoviendo la coordinación ojo-mano.

Además, el gateo da fuerza y tono muscular a las manos, ayuda a la disociación motriz de la mano, fundamental para el desarrollo de la pinza digital.

¡Ayude a su niño a gatear!

Jesús de Miguel García.
Jefe del Departamento de Osteopatía de Philippus Thuban.
Director del postgrado de osteopatía pediátrica.
Director de la Clínica Philippus

2018-07-17T08:59:49+00:00julio 17th, 2018|Categories: Noticias Ph-Thuban, Osteopatía|Tags: , , |