LA TÉCNICA METAMÓRFICA

La técnica metamórfica es una sencilla, pero potente terapia energética que consiste en realizar un ligero masaje o caricia en los pies, las manos y la cabeza. Este leve estímulo en la piel intenta despertar las fuerzas autocurativas del organismo (fuerza o energía vital), para desbloquear los traumas, conflictos o alteraciones registrados en nuestro “esquema prenatal”. Entendemos por esquema prenatal, el tiempo que pasamos cada uno de nosotros en el útero materno; es nuestro periodo de formación embrionaria. Cuando estamos formándonos dentro del vientre de nuestra madre, somos capaces de sentir a través de ella, de tal forma que cada emoción, situación, vivencia o conflicto que ella sienta podrá condicionar nuestro desarrollo. Todo esto impacta en nuestras células inmaduras que absorben dicha información y la traducen en alteraciones posteriores a un nivel emocional, conductual e incluso físico.

El esquema prenatal está dividido en etapas, cada una de ellas tiene relación con determinados órganos y estructuras corporales, así como la emoción o actitud que llevan implícitas cada una de las mismas. Dependiendo de en que momento del embarazo se produzca un conflicto o un problema, nos dará a la larga una alteración emocional, conductual o fisiológica. Las células en formación son como pequeñas esponjas que absorben información; esta información es energética, pero condiciona todo su funcionamiento. Todas las células del organismo se multiplican para formar constantemente estructuras nuevas; se van dividiendo en dos idénticas millones y millones de veces, para formar un tejido, un órgano, un hueso, etc. Cuando se dividen, no solo transmiten o duplican la información genética, puramente física, sino que también duplican la información energética. Es decir, si una célula del cuerpo tiene una información alterada, la seguirá transmitiendo así durante toda la vida de la persona.

La técnica metamórfica nos permite abrir un camino en el tiempo y el espacio para poder acceder a los traumas o conflictos del pasado. Con este sencillo método podremos llegar a estos momentos de conflicto y aliviarlos; los vamos a desdibujar hasta que se borren por completo, librándonos de ataduras, condicionamientos y actitudes erróneas que nos llevan a un estado de confusión, agresividad, depresión e incluso, hacia las alteraciones orgánicas.

Este viaje hacia atrás en el tiempo hace que se borren conflictos de nuestro periodo de gestación, pero además, como retornamos desde el momento presente hasta el pasado, podemos desbloquear también problemas que hayan ido surgiendo a lo largo de toda nuestra vida. Por ejemplo, si hemos tenido un trauma a los 5 años, podemos solucionarlo porque pasamos por él, de lo contrario no podremos seguir nuestro viaje hacia atrás en el tiempo; nunca vamos a borrar un conflicto en la 18ª semana de gestación si antes no borramos el de los 5 años, puesto que, a nivel temporal está mas lejos.

Como hemos visto ya, nuestra formación en el vientre materno, o nuestro desarrollo como seres humanos en la vida, está cargada, en ocasiones, de desequilibrios que a la larga condicionan nuestra buena salud, nuestro estado anímico y nuestro comportamiento.

La técnica metamórfica nos ofrece una herramienta sencilla para aproximarnos al punto en el que se originó el conflicto, despertando las fuerzas autocurativas de nuestro organismo (fuerza o energía vital) para borrar o desdibujar la información errónea. Nos ofrece la posibilidad de ser libres de ataduras y condicionamientos que se fijaron en algún momento de nuestro pasado.

Por todo lo expuesto hasta ahora, no es difícil deducir que esta técnica está indicada en los niños. Cuanto antes comencemos el trabajo, antes nos liberaremos de los conflictos y podremos desarrollarnos como seres libres. Pero eso no quiere decir que los adultos no puedan beneficiarse de sus beneficios. En las personas de más edad, el masaje metamórfico, aunque necesite más tiempo o requiera más número de sesiones, también producirá cambios no solo en el estado de ánimo, sino en la salud y el bienestar orgánico de cada individuo.

Con esto os doy la bienvenida a un mundo de cambio y transformación de vuestros patrones erróneos, y os invito a asistir a vuestro propio proceso de metamorfosis. ¡Seguro que será muy emocionante!

Gema Lozano Almazán

Autora del libro La Técnica Metamórfica – Un viaje hacia la liberación.

Profesora de Naturopatía y Reflexología Podal.

Clínica Thuban de Medicina Integrativa.