La sandía y sus beneficios en la presión arterial

/, Noticias Ph-Thuban/La sandía y sus beneficios en la presión arterial

Nieves Millán, naturópata y profesora del departamento de Naturopatía de Philippus Thuban, nos presenta la sandía como una de las frutas con más contenido de agua en su composición, es diurética, tiene pocas calorías y es muy refrescante. Además, es una opción perfecta para un desayuno saludable, refrescante, colorido y delicioso.

Una fruta de cultivo milenario

Resulta curioso que la sandía tenga su origen en el desierto de Kalahari, en el continente africano, donde aún hoy en día crece de forma silvestre. Pero los primeros vestigios de su cultivo se encontraron en Egipto y datan de año 3.000 a.C. donde se expandió por las márgenes del río Nilo. De ahí pasó a los países mediterráneos, Italia, Grecia o España.

Se pierden los cultivos con la decadencia del Imperio romano, pero los árabes la llevan de nuevo a España y de ahí, al resto de Europa.

Alto contenido en citrulina

Como nos explica Nieves Millán, profesora del departamento de Naturopatía de Philippus Thuban, “la sandía puede ayudar a reducir la tensión arterial gracias a su contenido en citrulina. La citrulina es un aminoácido (componente de las proteínas) no esencial que se convierte en arginina (aminoácido esencial) en el cuerpo humano. Se encuentra en la parte blanca que rodea la pulpa

sandía

Los aminoácidos esenciales son componentes proteicos necesarios para el correcto funcionamiento del organismo y se deben tomar necesariamente con la dieta. La citrulina, al convertirse, a través del metabolismo, en el aminoácido esencial arginina, produce efectos beneficiosos en el corazón, en el aparato circulatorio y beneficia el sistema inmunitario.

La sandía ayuda a reducir la presión arterial

Pero es que además el elevado contenido en citrulina de la sandía puede ayudar a reducir la tensión arterial. “La citrulina está involucrada en la elaboración de óxido nítrico y tiene efectos antioxidantes y vasodilatadores” , destaca Nieves Millán. “El óxido nítrico es una molécula que estimula la dilatación y relajación de los vasos sanguíneos, lo que favorece una reducción de la tensión arterial y, por tanto, un menor riesgo de padecer enfermedades cardíacas”.

*La profesora Nieves Millán pasa consulta en la Clínica Philippus.

2018-06-18T14:58:50+00:00junio 18th, 2018|Categories: Naturopatía, Noticias Ph-Thuban|Tags: |