Cómo nace este tipo de psicología y un nuevo campo de observación

La psicología transpersonal se dio oficialmente a conocer en el año 1969 con la  publicación del “Journal of Transpersonal Psychology”, por parte de Abraham Maslow y Antony Sutich, y con la fundación, tres años más tarde, de la “Association for Transpersonal Psychology” de EEUU, que este año celebra su 50 aniversario. “Transpersonal” significa literalmente “más allá de lo personal”. Esta rama de la psicología buscaba, como tantas otras, ayudar a desarrollar todo el potencial de la persona, incluyendo en ello la búsqueda humana de un sentido de transcendencia en relación a la realidad y a la propia vida.

Aunque lo que conocemos hoy como Psicología Transpersonal tiene su origen formal a finales de los 60 en Estados Unidos, era una continuación natural de la Psicología Humanista de Maslow, Rogers, Frankl y otros. Se la conoce como la “4ª fuerza” o tendencia en Psicología, después del Conductismo (1ª fuerza), el Psicoanálisis (2ª fuerza) y la  Psicología Humanista (3ª fuerza). Entre sus representantes mas destacados figuran nombres como Stanislav Grof, Roger Walsh, Charles Tart, John Welwood o Frances Vaughan.

Con posterioridad a este desarrollo estadounidense, la piscología transpersonal empezó a expandirse por todo el mundo. Tomaba todo de las anteriores escuelas e investigaciones norteamericanas sobre la persona –conducta, biografía, procesos mentales, sociales y éticos y también el potencial positivo del ser humano– pero iba más allá. Admitía “estados de conciencia“,  entre los que podrían estar fenómenos como la conciencia de unidad, la conciencia cósmica (la persona se siente integrada en el Universo), el éxtasis, la trascendencia del “yo”…  Estos niveles de conciencia –que en EEUU comenzaron abordarse desde el punto de vista de la psicología a raíz de la época hippy– ya habían sido vivenciados y descritos hace más de 4000 años por los meditadores de Oriente.

Un paradigma inscrito en nuestra cultura

Einstein decía en alguno de sus escritos que “lo sutil es todo, incluido lo visible”. El interés del hombre por conocer lo “trans”, lo que está más allá de lo que vemos, se remonta a miles de años atrás. El mismo término “psique”, que proviene del griego, alude al “alma humana” y en la Antigua Grecia estaba relacionado con un tipo de energía o fuerza vital, unida al cuerpo en vida, pero que se separaba de éste tras la muerte. Por tanto, “Psique”, el término que funda la psicología moderna como una rama del conocimiento humano, conlleva en sí mismo un concepto transpersonal.

Hoy existen asociaciones, centros de estudio y universidades que imparten master y programas de formación en Psicologia Transpersonal en todo el mundo.  Un ejemplo en Europa es EUROTAS, la Asociación Transpersonal Europea, que agrupa a profesionales de más de 20 países europeos y organiza anualmente conferencias en las que se presentan nuevos proyectos de investigación. Desde hace 9 años edita la revista Transpersonal Integral ITJ con el fin de difundir la cultura transpersonal en el campo académico y promover la investigación en el campo de la psicología y la psicoterapia transpersonal.

En Iberoamérica y España se fundó hace 5 años la Asociación Transpersonal iberoamericana ATI, para fomentar el conocimiento y aplicación de la psicología transpersonal en diferentes ámbitos del saber: la psicología, la filosofía, la epistemología, la medicina, la antropología, la espiritualidad, el arte, la física, la política, la farmacología, la educación, la ecología y la economía. Los diferentes congresos y convenciones que estas y otras instituciones celebran en este campo convocan a profesionales de lo mas diversos –no solo psicólogos y psiquiatras, sino científicos, terapeutas, educadores, filósofos,…– irradiándose su enfoque a través de Asociaciones y Centros de Estudios en distintos países del mundo.

Todas las culturas del mundo han querido explorar lo “trans”. Así es como la Psicología Transpersonal conecta con las enseñanzas milenarias de Oriente. En las culturas orientales el centro del Hombre no es la mente, sino un nivel mucho más profundo que se han denominado Ser interior, Conciencia, Maestro Interior… Al conectar con ese nivel profundo de uno mismo, se experimenta un sentimiento de Unidad con el Universo. En Friburgo, Alemania, el “Instituto Internacional para la Exploración de la conciencia y la Psicoterapia” ha editado recientemente un libro titulado “Regresando a casa – La intimidad de la exploración de la conciencia y la psicoterapia transpersonal” , en el que varios psicoterapeutas transpersonales y maestros espirituales cuentan sus propias historias de esa búsqueda.

El “Juego de la Atención”,  un modelo con décadas de experimentación

El Centro de Estudios Superiores Philippus Thuban, en alianza con la Escuela de Atención ofrece el Master en Técnicas de Terapia Transpersonal  (presencial y on-line) dirigido a psicólogos, psicopedagogos, educadores, terapeutas, trabajadores sociales, médicos, enfermeros, sociólogos y otros profesionales sanitarios o del campo de la relación de ayuda. Pero también para todo el que quiera comprender en profundidad el complejo funcionamiento del psiquismo humano y tenga inquietud por su propio desarrollo personal.

El master esta creado y dirigido por Marly Kuenerz, psicóloga clínica con más de 35 años de experiencia en consulta, creadora de este método psicoterapéutico, “El juego de la atención”. Kuenerz dice sobre la psicología transpersonal “hoy día, la física cuántica nos da muchos argumentos para el trans, para ir más allá de lo visible.  Hay muchos mundos y esos mundos están en el trans. Tenemos un cerebro que está adaptado a vivir en lo material. Pero ahora el paradigma que viene es el cuántico. En el paradigma cuántico, el milagro es una cosa normal.  Se están empezando a conocer leyes que se están dando a conocer ahora, que están entrando desde una perspectiva científica (y por tanto intelectual), en el mundo del trans, donde el milagro es normal. Nuestra mente está encogida, es muy pequeña. Solo permitimos y vemos lo que cabe en nuestro sistema de creencias pero estos estados fueron descritos hace 4000 años en Oriente por los meditadores. La piscología transpersonal incluye entonces el estado ampliado de conciencia (no el alterado, que es patológico en todas las escuelas). Pero este estado ampliado es visto como normal por primera vez. Tiene un campo amplísimo y abre un espacio a todo lo que es colateral.”

A través de una metodología empírica, estas experiencias son vistas como normales. Si volvemos a mirar a Oriente, podemos comprobar que en la India llevan investigando dentro de sí mismos siglos y siglos, por lo que, como comenta Marly “existe un mapeo muy completo de todos los estados ampliados de conciencia y cada uno tiene su nombre”.

VER LA VIDA DESDE EL LUGAR TRANSPERSONAL TRANSFORMA COMPLETAMENTE TU VISIÓN DEL MUNDO

El metódo del Juego de la Atención es el resultado de 35 años de trabajo e investigación y en él se fusionan técnicas ortodoxas occidentales (psicoanálisis, cognitivismo-conductual, psicología humanista, Gestalt, Bioenergética, PNL, sombra y arquetipos jungianos, proceso Hoffman, Sistémica y Constelaciones Familiares) con modelos orientales, chamánicos, o técnicas de enfoque budista, incluso con trabajos multidisciplinares como el Curso de Milagros, adaptaciones de Rebirthing, meditaciones ancestrales o técnicas yóguicas milenarias.

El master, basado en el juego de la atención, está orientado a proporcionar este tipo de herramientas para resolver problemáticas emocionales como conflictos, bloqueos, emociones desbordadas, nivel elevado de sufrimiento… Se desarrolla a lo largo de 16 temas, que se trabajan en profundidad, proporcionando las diferentes herramientas necesarias para una práctica transpersonal.

Máster en Técnicas de Terapia Transpersonal Online

Herramientas Transpersonales para Profesionales de la Salud.