¿Sabías que además de la pasta blanca existen otras pastas con mayor aporte nutricional?

/, Noticias Ph-Thuban/¿Sabías que además de la pasta blanca existen otras pastas con mayor aporte nutricional?

En la nutrición existen muchos parámetros que en ocasiones desconocemos y que, terapias como la naturopatía, se encargan de estudiar para exprimir al máximo las características de los alimentos.

pasta blanca

No es lo mismo nutrirse que alimentarse. Mientras la alimentación se refiere a un acto voluntario en el que elegimos y preparamos los alimentos siguiendo un hábito de dieta, la nutrición es lo que nuestro cuerpo hace con esos alimentos para extraer las vitaminas, minerales, proteínas, hidratos, etc… que necesitan nuestras células y nuestro organismo en general, para tener energía, regenerarse y realizar las múltiples funciones que se necesitan para la vida. Así que cuando hablamos del valor nutricional de un alimento supone ir más allá de los que es la ingesta de un plato que nos puede saciar y resultar muy agradable al paladar pero que a lo mejor no está aportando lo necesario al organismo.

Un alimento extendido y conocido por todo el mundo, es la pasta blanca, que se hace con harina de trigo duro y agua o huevos. Estos ingredientes se mezclan y luego se moldean para hacer las distintas formas (fideos, macarrones, espaguetis…). La clásica pasta blanca forma parte del grupo de los que se conocen como alimentos refinados, agradables al paladar y a la vista pero carentes de todo interés nutritivo. Como explica Elena del Estal, profesora del departamento de Naturopatía de  Philippus Thuban, “al trigo, se le somete a un proceso de refinado en el que se quitan el germen y el salvado, justo las partes en las que hay pequeñas cantidades de vitaminas y minerales, además de proteína y fibra”. Por tanto, queda solo la porción glucídica, es decir, los hidratos de carbono.

¿Qué pasa cuando la pasta no tiene esa cantidad de fibra que sí tiene la pasta integral?

Como indica Elena del Estal, “es importante fijarse bien en el etiquetado y asegurarse de que pone pasta de trigo duro de harina integral, porque si la harina no es integral, no contiene la parte de fibra y el hidrato se convierte en glucosa rápidamente y entra de golpe en nuestra sangre con mucha facilidad lo cual no es del todo bueno para el equilibrio de nuestra insulina;  es preferible que la glucosa entre lentamente”.

La profesora de Naturopatía de Philippus Thuban hace incisión en el beneficio de los avances que han logrado “elaborar pasta con otros alimentos como el arroz, el maíz o la batata.  Y a raíz de insistir en la importancia de las legumbres en nuestra alimentación, en los últimos tiempos, hemos tenido la suerte de que han surgido pastas hechas a base de legumbre, como la de lenteja roja, la de garbanzos o la de guisante. Estas últimas son más ricas nutricionalmente hablando y algunas de ellas tienen un sabor y textura muy conseguidos”.

Elena del Estal Pérez es Dietista-Nutricionista, licenciada en Farmacia y Naturópata. Especializada en Fitoterapia y Nutrición, es profesora del departamento de Naturopatía de Philippus Thuban y es autora de la web www.comounamanzana.es, donde ofrece asesoramiento dietético y nutricional además de recetas, talleres y consejos.

2018-12-03T12:51:11+00:00octubre 5th, 2018|Categories: Naturopatía, Noticias Ph-Thuban|Tags: , |