Cómo ayuda la osteopatía en el “síndrome algodisfuncional”

/, Osteopatía/Cómo ayuda la osteopatía en el “síndrome algodisfuncional”

Según diversos estudios internacionales, más del 50% de la población mundial manifiesta algún tipo de trastorno en la articulación temporomandibular. La osteopatía craneal es una técnica con gran efectividad en el tratamiento de este tipo de dolores y evita el abuso de fármacos analgésicos y medidas más extremas como la cirugía.

¿Alguna vez te ha dolido la mandíbula, el oído, la cabeza y el cuello al mismo tiempo? ¿Te levantas cansado por las mañanas con dolor maxilar? ¿Tienes sensación de inestabilidad o mareo y zumbido de oídos? ¿Sufres de estrés? Si tienes al menos tres síntomas de los mencionados es muy posible que tengas un problema en la ATM (articulación temporomandibular), en concreto lo que se conoce como “síndrome algodisfuncional” de la ATM.

¿Qué es la articulación temporomandibular?

La articulación temporomandibular es una articulación relativamente pequeña si la comparamos con otras articulaciones móviles como la rodilla o la cadera. Sin embargo, es una de las articulaciones más importantes del cuerpo humano, si tenemos en cuenta que participa en múltiples procesos fisiológicos, la mayoría de ellos relacionados con proporcionar equilibrio al ser humano en varias dimensiones de su salud.

Osteopatia

Como explica el profesor Jesús de Miguel, director de la Escuela Superior de Osteopatía Philippus Thuban, “desde el punto de vista anátomo-funcional, la ATM es una articulación sinovial, tipo diartrosis gínglimo artrodial ( es decir, bisagra) que posee elementos de amortiguación, como son los meniscos, al igual que la rodilla. Además es considerada una de las articulaciones más arcaicas o primitivas por la relación que tiene con las primeras especies acuáticas que habitaron la tierra hace 400 millones de años. La mandíbula procede del cartílago de Meckel, que es un vestigio embrionario del tiburón procedente del epicerato branquial, uno de los primeros peces que no tenían mandíbula. Luego desarrollaron quijada y por último la articulación dentario escamosa o ATM del mamífero hasta llegar al ser humano. Por eso se relaciona con el sistema reticular de alarma (SRA) proveniente del tallo cerebral o cerebro de supervivencia humano. El SRA interviene en la regulación de la actividad visceral, control muscular, regulación del dolor y control del ciclo sueño-vigilia entre otros, por lo que es muy importante tratarla en procesos de ansiedad”.

Causas de la disfunción temporomandibular

Entre las causas más importantes de la disfunción temporomandibular y los factores que más contribuyen al síndrome disfuncional la Osteopatía diferencia entre:

  • Disfunción del sistema craneo-sacro.
  • El estrés.
  • El factor denominado neurogénico.
  • Factores postraumáticos.
  • Factores estructurales o somáticos.
  • Problemas o enfermedades degenerativas.
  • Trastornos dentales.

Al ser una articulación propia del cráneo y de tanta movilidad, su desequilibrio de fuerzas a nivel biomecánico tiene una gran relación con la mayoría de los dolores de cabeza temporoauriculares y nucales y creando además tensión en el segmento cervical alto. Por lo tanto, la técnica osteopática  craneal puede abordar muy bien este tipo de tensiones. Además de esto, la osteopatía trata muy bien todos los problemas intrabucales como aquellas lesiones provocadas por mala oclusión dental y deglución  atípica.

En los procesos de estrés  psicoemocional la ATM se encarga de disipar energía mecánica para descargar tensiones después de la fase de sobreexcitación, por lo que el tratamiento del tejido blando y las técnicas osteopáticas funcionales ayudan a quitar las tensiones de la articulación después de esa fase de descarga Esto ocurre, por ejemplo, en los bruxismos nocturnos (condición de apretar los dientes durante el sueño).

En cuanto al llamado factor, el neurogénico (relacionado con los nervios), el osteópata Jesús de Miguel destaca que “a través de las técnicas osteopáticas podemos ayudar a relajar la musculatura y liberar las tensiones en el nervio trigémino, causante de muchos de los dolores de la cara y del cráneo”.

También las experiencias traumáticas, accidentes, golpes en la ATM”, añade Jesús de Miguel, “pueden provocar alteraciones mecánicas que pueden desequilibrar el sistema postural y alterar el sistema vestibular, encargado del equilibrio y notar mareos, inseguridad, vértigos , muy molestos para quien los padece. La osteopatía craneal es muy efectiva en estos casos pues es una terapia poco agresiva y permite recuperar los traumatismos más rápido que otras técnicas. Incluso cuando se generan tensiones anormales durante la oclusión por la falta de piezas, la técnica osteopática puede disipar energía mecánica y aliviar los dolores que se producen por una mala utilización de la musculatura masticatoria”.

La Osteopatía atiende también a las patologías degenerativas entre las que se incluyen las enfermedades artríticas degenerativas e inflamatorias, porque pueden afectar a la ATM. Se deben tener muy en cuenta los procesos alérgicos y las respuestas tóxicas del organismo, pues son el asiento de algunos procesos de afectación de los meniscos y tejidos conjuntivos.

 

2018-06-07T11:30:59+00:00junio 7th, 2018|Categories: Noticias Ph-Thuban, Osteopatía|