Durante la celebración de la última “Endomarch” marcha mundial para concienciar sobre la endometriosis, se aportaba el dato de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que  alrededor del 10% de la población femenina en edad fértil padece endometriosis. En España, en concreto, de un 15% a un 20% de las mujeres padecen esta enfermedad.

El Dr. Diego Jacques Grauwet, ginecólogo, director de la Unidad Integrativa de Atención a la Mujer de la Clínica Philippus y profesor en el Centro de Estudios Superiores  Philippus Thuban, nos explica en qué consiste esta enfermedad,  cuáles son sus síntomas y qué podemos hacer para tratarla.

¿Qué es la endometriosis?

Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad en la que el tipo de tejido que normalmente crece dentro del útero crece fuera del útero. Puede aparecer en los ovarios, las trompas de Falopio, los intestinos,  la vejiga o en la cavidad peritoneal. Es una patología estrógeno dependiente ( es decir, que necesita la hormona femenina denominada estrógeno para desarrollarse y crecer), que se da en la mujer en edad fértil. Es importante detectarla para prevenir complicaciones como la infertilidad. Según la “American Society for Reproductive Medicine” del 30 % al 50 % de las mujeres infértiles tienen endometriosis. En ocasiones, puede crecer dentro del ovario y formar un quiste (endometrioma). A diferencia de otros tejidos endometriósicos, por lo general, este se puede ver en la ecografía. Pero para saber con certeza si hay una endometriosis se utiliza un  procedimiento llamado laparoscopia.

Síntomas:

Existen una serie de síntomas que suelen acompañar a la endometriosis según comenta el Dr. Diego Jacques Grauwet, “por ejemplo la dismenorrea o dolor de regla, el dolor abdominal que irradia, la dispareunia, es decir, el dolor en las relaciones sexuales y a veces, el sangrado

La endometriosis puede producir:

  • Quistes ováricos
  • Inflamación pélvica
  • Adherencias
  • Infertilidad

Según explica el Dr. Jacques Grauwet, “las causas son diversas: un reflujo menstrual retrogrado (que en lugar de ir hacia el útero y vagina, se va hacia las trompas de Falopio), la inducción por tóxicos ambientales (disruptores endocrinos), invasión de los vasos linfáticos, entre otros. Actualmente, el 70% de las mujeres en edad fértil tienen reflujo menstrual retrogrado, pero todas no tienen endometriosis. Por otro lado, del 15% a l20 % de las mujeres en edad fértil sufren de endometriosis.”

Relación del sistema inmune con la endometriosis

“Hoy en día” añade el Dr. Jacques Grauwet, “se vincula esta patología a un desarreglo del sistema inmune. Normalmente el sistema inmune se encarga de eliminar las células que están fuera de su contexto pero, en estos casos, no cumple esta función”.

“Cualquier célula extraña (o que se detecta fuera de su sitio) provoca una respuesta del sistema inmune para proteger la integridad del organismo. En el caso de las mujeres con endometriosis, encontramos un 70% de NK (Natural Killers o células asesinas) en el líquido peritoneal, un 20% de macrófagos y un 10% de linfocitos”.

Ejes de la endometriosis

Encontramos aquí los dos ejes de esta patologíaapunta el Dr. Jacques Grauwet,

Dependencia de los estrógenos

Por un lado, la dependencia de los estrógenos (ciclo menstrual).Los estrógenos producen en general la multiplicación y proliferación de   las  células por lo que, en cada ciclo, la impregnación estrogénica va a hacer crecer las células endometriósicas. En la endometriosis hay una resistencia a la acción de la progesterona”

Alteración del sistema inmune

El Dr. Jacques Grauwet indica que por otro lado “está la alteración de la función del sistema inmune. Las NK o “Natural Killers” (células asesinas) no están activas. Los macrófagos no cumplen su papel y se convierten tolerantes (macrófagos tipo 1 hacia el tipo 2). Y además, la inflamación crónica produce prostaglandinas E2 (macrófagos), que inducen la síntesis de estrógenos. Al mismo tiempo, la inflamación produce la síntesis de las enzimas (metaloproteinasas) que potencian la expansión e invasión”.

¿Qué podemos hacer?

En opinión del Dr. Jacques Grauwet, “es muy importante  evitar en la medida de lo posible los tóxicos ambientales (estrógenos like: pesticidas, etc…) modular los receptores estrogénicos, frenando  su actividad, activar los receptores de progesterona y modular el sistema inmune, frenando la inflamación y potencializando la acción de las células asesinas (Natural Killers).

En este sentido, la microinmunoterapia se convierte en una herramienta muy eficaz. Se trata de una terapia de inmunomodulación que emplea los mismos mensajeros que el propio sistema inmunológico (como por ejemplo las citoquinas, los ácidos nucleicos, las hormonas, o los factores de crecimiento) y de esta manera,  transmite información al organismo para “reajustar” la respuesta inmunitaria. Es decir, que su objetivo es restablecer la correcta comunicación entre las células del sistema inmunitario, para que puedan recuperar su capacidad innata de defendernos frente a agresores o a limitar su reacción cuando ésta sea excesiva.

“En mi experiencia como ginecólogo y especialista en microinmunoterapia esta terapia confirma que tenemos herramientas para modular la receptividad estrogénica de las células de la endometriosis y arreglar la función del sistema inmune”

Conoce las formaciones en Philippus Thuban
Dr. Diego Jacques GrauwetDirige la Unidad Integrativa de Atención a la Mujer de la Clínica Philippus y es profesor en el Centro de Estudios Superiores Philippus Thuban.
Es doctor en Medicina, Cirugía y Partos por la Universidad de Lovaina. Especializado en Ginecología y Obstetricia, lleva más de 40 años trabajando en diferentes hospitales de Bruselas, Madrid, Barcelona y Sevilla. Formado en homeopatía, homeopatía prenatal, micro-inmunoterapia y nutrición, fue el impulsor de la microinmunoterapia en España en 1996. Ha sido profesor de Obstetricia en el Instituto Superior de Nursing Paul Lambing de la Universidad de Lovaina. Ha impartido cursos en diferentes instituciones como Instituto Internacional de Micro-inmunoterapia, el CDEH, los Laboratorios Boiron, la Fundación Homeopatía Prenatal-Dr. François Stern-Veyrin y la Fundación Europea de Medicinas Alternativas.