¿QUÉ MATERIALES SE NECESITAN PARA UNA SESIÓN DE REFLEXOLOGÍA? es una pregunta que a menudo nos hacen los nuevos estudiantes matriculados a los cursos de Philippus Thuban. Es también una pregunta que se hacen a veces los pacientes de nuestra clínica cuando acuden a su tratamiento. 

Cada terapeuta aplica o emplea materiales ligeramente distintos pero en este artículo te acercamos al instrumental y materiales básicos que solemos emplear en nuestro centro para una correcta atención. Los estudiantes matriculados en nuestros cursos de reflexología utilizan a diario estos mismos elementos, tanto en sus prácticas de aprendizaje como en las sesiones de practicum con sus primeros pacientes, que les preparan para una futura profesionalización.

Junto a sus manos, sus conocimientos y un estado de profunda atención y escucha, el reflexólogo o reflexóloga que se dispone a dar una sesión de masaje podal, necesita de una camilla para poder instalar cómodamente a la persona, un cojín para apoyar la cabeza y poder ver su cara y otro cojín rodillo o almohada rulo (así llamado por su forma) que se coloca bajo las rodillas de la persona para que la zona lumbar descanse debidamente.

Además de esto, se coloca una toalla de papel o de algodón (dependiendo de las preferencias del terapeuta) en la parte baja de la camilla, bajo los pies.

Es conveniente abrigar el pie que no se está trabajando y  tapar a la persona con una mantita suave o con una toalla grande de baño para q no tenga frío.

 

Para Petra Almazán, directora del departamento de reflexología podal de Philippus Thuban, es muy importante “conseguir que la persona se relaje y se encuentre en una posición confortable y a una temperatura agradable”. Otra de las sugerencias de Petra para aportar bienestar es “poner música suave y relajante y luz tenue indirecta”.

Para realizar el masaje de reflexología podal, se mezclan, en un frasco de cristal con gotero, una base aceite de almendras al que se le añaden unas gotas de aceite esencial. Algunas de las esencias más empleadas por los terapeutas son el romero, el espliego y la melisa principalmente. “A esta mezcla”, comenta Petra “se le añaden dos o tres gotas de árbol de té y con este preparado, cubrimos una gran cantidad de las necesidades se nos suelen presentar”.

Más información sobre el curso de Petra Almazán: Curso de Reflexología General

Si quieres recibir una consulta de Reflexología Podal con Petra Almazán puedes solicitar cita en la Clínica Philippus Thuban, llamando al 91 435 02 90.