¿Sabías que el cardo mariano es un gran digestivo y un excelente protector del hígado?

//¿Sabías que el cardo mariano es un gran digestivo y un excelente protector del hígado?

En naturopatía y fitoterapia se utilizan una gran cantidad de plantas con fines medicinales que permiten mantener nuestra salud, mediante el uso de terapias naturales. Una de estas plantas es el cardo mariano, el cual contiene numerosas propiedades curativas que mejoran nuestro sistema digestivo.

cardo mariano

¿De donde proviene esta planta?

El cardo mariano (“Silybum marianum”, vulgarmente conocido como cardo borriquero) es una planta medicinal originaria del Mediterráneo y muy común en Europa, que crece de manera silvestre y puede alcanzar los dos metros de altura. Desde el punto de vista de la fitoterapia, su utilización con fines terapéuticos se remonta a más de 2000 años y según algunos escritos del médico griego, Dioscórides, parece ser que se utilizaba como remedio para las picaduras de serpiente. Actualmente, además de ser empleado en la Naturopatía, es una de las plantas más estudiadas y existen numerosas investigaciones clínicas sobre sus múltiples beneficios.

¿Qué beneficios tiene?

Como comenta Francisco Cepas, profesor del departamento de Naturopatía de Philippus Thuban, “el cardo mariano ha sido considerado durante mucho tiempo como un excelente hepatoprotector digestivo y en España ha sido muy recomendada la toma de extracto fluido de cardo mariano junto con el grosellero negro (“ribes nigrum”) en casos de cirrosis hepática”.

“Contiene un principio activo”, explica Francisco Cepas “llamado silimarina, un compuesto de flavonolignanos entre los que destaca, la silibina, la cual ha demostrado tener un efecto hepatoprotector antioxidante muy notable. Existen estudios científicos, distribuidos de forma aleatoria y a doble ciego, sobre el abuso del alcohol, en los que, se pudo constatar que la toma de cardo mariano, reduce los niveles enzimáticos  alterados en 4 semanas de tratamiento

Se ha demostrado también su  actividad antiinflamatoria y antialergénica. Como profundiza Francisco Cepas,los estudios han evidenciado que, por un lado, incrementa la motilidad de los leucocitos polimorfonucleares (un tipo de glóbulos blancos de nuestro sistema inmune) que pueden estar inmovilizados por diferentes agentes y,  al mismo tiempo, inhibe, en dosis dependiente, la liberación de histamina (sustancia que liberan las células de nuestro organismo cuando detectan un posible ”enemigo”), por parte de los leucocitos basófilos (otro tipo de glóbulos blancos de nuestro sistema inmune)”.

2018-07-16T07:48:18+00:00julio 16th, 2018|Categories: Naturopatía|Tags: |