Cómo el quiromasaje mejora nuestra circulación y nuestro sistema nervioso

/, Otras Terapias Naturales/Cómo el quiromasaje mejora nuestra circulación y nuestro sistema nervioso

El Quiromasaje es una Terapia natural que consiste en una técnica de masaje que emplea exclusivamente las manos, permite no solo el cuidado y la prevención de muchas disfunciones de nuestro organismo sino también el tratamiento y la sanación de muchas situaciones en las que, nuestro cuerpo se encuentra ya mermado en sus funciones.  Además, a través de la palpación, se pueden localizar zonas proclives a contracturas u otras dolencias y hacer un tratamiento preventivo.

quiromasaje

Con el paso del tiempo, el Quiromasaje ha  sufrido modificaciones, al ir incorporando otras técnicas que le son totalmente afines. Tal es el caso de las técnicas de drenaje, los estiramientos, los ajustes vertebrales o las técnicas de escucha corporal. Respecto a estas últimas, José Antonio Suances, profesor y responsable del departamento de Quiromasaje de Philippus Thuban y creador  de  TAIEC (Técnica de Abordaje Integral de la Estructura Corporal), argumenta que, “sobre el cuerpo no es tanto el hacer como permitir que suceda. Es decir,  se trata de facilitar, no de imponer”.

En este sentido, con el Quiromasaje se pueden abordar dos partes importantísimas de nuestro organismo: el sistema de fluidos corporales  y el  sistema nervioso, tanto el central como el periférico o neurovegetativo.

La importancia del Quiromasaje en nuestros fluidos corporales o humores

En cuanto a nuestros fluidos (también llamados humores) corporales, esta técnica manual permite mejorar considerablemente la circulación de retorno. Una mala circulación de retorno, puede provocar estancamientos en el drenaje de fluidos, con el consiguiente perjuicio para nuestra salud.

Como explica José Antonio Suances, “la mala circulación, merma el ritmo en la eliminación de desechos que son producto del metabolismo celular. De esta manera, se produce una acumulación de altas dosis de  material de desecho, lo cual constituye una las de las causas más claras para el asentamiento de una acidez excesiva, que se convertirá en el caldo de cultivo para la instalación de diferentes afecciones”.

“Con el Quiromasaje, recibido de forma regular”, añade “actuamos sobre nuestro equilibrio ácido–base y sobre todo el ciclo circulatorio. Se trabaja sobre nuestro sistema arterial, favoreciendo la filtración de sangre nueva, rica en oxígeno y elementos nutriente”.  Al mismo tiempo, al trabajar sobre la circulación de retorno, se ayuda en el proceso de reabsorción y transporte, necesario para una buena limpieza de los tejidos.

Según José Antonio Suances, “ésta es la clave para comprender  que cuando decimos que el Quiromasaje favorece la circulación, lo hace de dos maneras, por un lado se contribuye a la nutrición y por otro a la eliminación. Todos los procesos en nuestro organismo se producen a un ritmo binario, por ejemplo: inspiración y espiración, sístole y diástole y así sucesivamente”.

El Quiromasaje: un camino hacia la relajación

Es por todos conocido que, el Quiromasaje es, dentro de las terapias naturales, una técnica excelente para alcanzar altos estados de relajación. ¿Cómo podemos explicar esto?

Nuestro Sistema Nervioso está dividido en dos grandes apartados: por un lado  está nuestro Sistema Nervioso Central (SNC), regido por nuestra voluntad y otro lado también fundamental, nuestro Sistema Nervioso Neurovegetativo (SNN), el encargado de muchas nuestras  funciones vitales, pero que no está sujeto a nuestra voluntad por lo que se llama Autónomo.  Éste  se rige por un circuito doble denominado, por un lado simpaticotonía, o estado de vigilia, y otro llamado vagotonía, que nuestro cuerpo utiliza para su reparación.

Cuando estamos en estado de estrés agudo” explica José Antonio, “nuestro SN Autónomo está con un exceso de simpaticotonía y, por el contrario, cuando estamos faltos de energía y fuerzas, nuestro cuerpo está en estado de vagotonía excesiva. Nos encontramos ante dos procesos disfuncionales importantes y nuestro cuerpo necesita los estímulos adecuados para sobreponerse a esa situación. Estos estímulos pueden  ser mecánicos, y aquí  la acción del Quiromasaje es de gran ayuda.”

El Quiromasaje reduce paulatinamente el estrés

Por tanto, las técnicas del quiromasaje, pueden estar encaminadas, por una lado, a descender el alto nivel de simpaticotonía, y por tanto, de estrés. En este caso se emplean maniobras suaves y armónicas. O, como explica José Antonio “otra variante de las técnicas del quiromasaje se emplea para tonificar, pero que no se refiere al tono fuerza, que solo podemos alcanzar mediante una acción activa, como puede ser el ejercicio.  La tonificación, a través del Quiromasaje, la encuadraremos en la acción encaminada al despertar, a aumentar nuestros  niveles de energía. De esta manera, con los conceptos de relajación y tonificación, estamos actuando directamente sobre esta parte de nuestro SN tan importante”.

*El profesor Jose Antonio Suances es el director del curso de Quiromasaje de Philippus Thuban y pasa consulta en la Clínica Philippus.

 

2018-06-26T15:15:28+00:00junio 18th, 2018|Categories: Noticias Ph-Thuban, Otras Terapias Naturales|Tags: |